atrás

Carl F. Bucherer gana terreno en Asia.

30 Abr 2013

Nuevo espacio de exposición en la antigua colonia portuguesa de Macao.

Carl F. Bucherer está expandiendo su presencia en el mercado asiático. En marzo de 2013, la Manufactura relojera de Lucerna abrió una nueva boutique en Macao como parte de su estrategia de inversión sostenida en el emergente mercado asiático.

Carl F. Bucherer, sinónimo de creatividad en la fabricación de relojes y de excelencia técnica, ha inaugurado un nuevo establecimiento en el famoso hotel Venetian de Macao. Un paso más en la estrategia de inversiones en el mercado asiático de la Manufactura relojera independiente con sede en Lucerna, con el que además subraya el prometedor potencial de este mercado de rápido crecimiento.

"Nuestra boutique en Macao es la última incorporación a un selecto grupo de tiendas Carl F. Bucherer que hemos inaugurado por todo el mundo. Es también una de nuestras boutiques más bellas. Nos gusta crear lugares elegantes y acogedores en ubicaciones exclusivas para que nuestros clientes puedan elegir su reloj ideal en un ambiente distendido", comenta Sascha Moeri, Presidente del Consejo de Administración de Carl F. Bucherer.

Diseño sencillo
Como todas las demás tiendas Carl F. Bucherer, la nueva boutique de Macao está impregnada del estilo de la marca y al mismo tiempo refleja el carácter especial de su concepto: la elegancia atemporal. El diseño sencillo y los materiales de alta calidad de la arquitectura corporativa de Carl F. Bucherer garantizan un ambiente sencillo y sosegado que ayuda a que los clientes se sientan como en casa.
En su interior dominan el blanco y el marrón, mientras que la madera de nogal en color rojo oscuro y la decoración a base de porcelánico técnico natural proporcionan al espacio una sensación de calidez y naturalidad. Las paredes laterales, recubiertas de un material en filigrana, destacan ingeniosamente la detallada planificación arquitectónica de la tienda.

Con este concepto, que combina una fascinante simplicidad y la más purista elegancia, Carl F. Bucherer no solo garantiza a los visitantes la máxima satisfacción en sus compras, sino que les invita a disfrutar de un verdadero oasis de tranquilidad.