atrás

Baselworld 2016: « Inconfundiblemente dorado »

19 Marzo 2016

Car F. Bucherer da un gran paso hacia un futuro esperanzador.

Baselworld constituye el salón más importante del universo de la relojería y está considerado como una gran plataforma para el sector. Visitantes de todo el mundo asistieron a la celebración de la inauguración oficial del expositor de Carl F. Bucherer, adornado completamente en oro, y de la nueva imagen de la marca. «Carl F. Bucherer posee un extraordinario patrimonio. Seguimos prosperando gracias a la fuerza de nuestras raíces, que no dudamos en reinterpretar de cara al futuro», explica Sascha Moeri, consejero delegado de Carl F. Bucherer. 

Todo comenzó con el mismo Carl Friedrich Bucherer, un visionario y audaz empresario. En 1888, su carácter pionero y su afán por la artesanía dieron forma a las bases sobre las que se asienta Carl F. Bucherer desde entonces: un destacado relojero suizo independiente con prestigio internacional. Una marca auténtica fuertemente arraigada en la cosmopolita ciudad de Lucerna, el palpitante corazón de Suiza, que conforma el origen y la principal fuente de inspiración de la manufactura. La estrecha relación que existe entre el poder de la creatividad y el espíritu aventurero de su ciudad natal forma parte de la esencia del lujoso relojero suizo, impregnada en el savoir-faire de la casa. 

La nueva imagen de la marca evoca el precioso patrimonio de Carl F. Bucherer y debe su fulgor dorado a las virtudes excepcionales de la casa. El oro procede de la arquitectura de estilo barroco que baña de un carácter especial la ciudad de Lucerna. El aspecto minimalista que rinde homenaje a las arraigadas raíces del relojero suizo es tan discreto como prominente. 

El conjunto de imágenes doradas reflejan el orgullo del patrimonio, mientras que el diseño de los escaparates recuerda la silueta de Lucerna y la representación del espíritu aventurero. La biblioteca y la presentación visual de la identidad de la marca conforman los ejes centrales de este gran expositor, que cuenta con una superficie de casi 1000 m2. En primicia se presenta el nuevo movimiento CFB A200 con rotor periférico, un concepto que Carl F. Bucherer ha sido el primero en llevar a producción y que se estrena a nivel mundial en la innovadora creación Manero Peripheral. 

La novedosa imagen de la marca, «inconfundiblemente dorada», representa el máximo exponente del lujo, tal y como lo entiende Carl F. Bucherer: creaciones relojeras realizadas siguiendo los más altos estándares de fabricación, procedentes de la magistral combinación de pasión y del buen gusto inconfundible de la casa.